top of page

Ser mujer en la industria de la ciberseguridad


La semana pasada recibí un mensaje de una joven estudiante de Ingeniería que quería consejos sobre cómo ingresar al mundo laboral de la ciberseguridad. La mayoría de sus compañeros son hombres y su consulta se enfocaba en saber si sería muy difícil conseguir un trabajo e insertarse en el mundo más técnico siendo mujer.


Y mirando el escenario actual, es una preocupación que tiene mucho sentido. Efectivamente las carreras STEM y, más específicamente, el área de la Tecnología está principalmente ocupada por hombres. Esto es aún peor cuando vemos la industria de la ciberseguridad a nivel mundial, cuya fuerza laboral cuenta solamente con un 25% de mujeres.


Y de ahí, nos hacemos la pregunta: ¿tenemos menos posibilidades las mujeres de ingresar a esta industria? Yo, personalmente, creo que tenemos muchas posibilidades. Hay espacio de sobra, pero falta la motivación y la inspiración para optar por este campo.


En el mundo y, en especial en Chile, hay pocos especialistas en ciberseguridad. De hecho, hay escasez y alta demanda. Un estudio realizado en 2022 estimó que a nivel mundial faltan 3.4 millones profesionales de esta área y alertó que esa cifra puede seguir creciendo a medida que la demanda siga aumentando motivada principalmente por la legislación y la conciencia que van adquiriendo las organizaciones.


Pero si existen tantos cupos, ¿por qué no hay más mujeres pensando en llenarlos?

Una vez más, son los prejuicios y estereotipos los que alejan a las mujeres de este tipo de carreras. La percepción de que estas áreas tienen ofertas de carrera “sólo para hombres”, genera desconfianza en las niñas desde temprana edad. Desde pequeñas piensan en un programador o un hacker y se imaginan a un hombre sentado en una silla de gamer. Existe la percepción de que ellos son mejores o tienen naturalmente más habilidades para ese tipo de rubros.


Se trata de un estereotipo extremadamente errado y existen cifras que lo demuestran. Un estudio realizado en 2016 de Github puso a prueba a millones de programadores y demostró que las mujeres son excelentes desarrolladoras. 78,6% del código desarrollado por mujeres fue aceptado, mientras que en el caso de los hombres solo se aprobó un 74,6%. El estudio también demostró que existe discriminación, porque al revelar que la programadora era mujer, la cifra de aceptación bajó a 62,5%.


Por eso no me canso de comunicar y me siento responsable de transmitir el mensaje de la importancia que es tener referentes mujeres en el mundo de la ciberseguridad. Y no solo debemos destacarlas en marzo durante el mes de la Mujer. Este es un tema que debemos abordar todo el año. Para que las generaciones que, en este momento, se están encontrando con prejuicios y estereotipos en su colegio, vean que sí se puede, que es un campo apasionante y que existe mucho espacio para todas.


133 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page