La Vida Sigue

Esta semana tocó a mi ventana la muerte inesperada de un buen hombre y joven. Que fuerte es ver a una mujer tomar el féretro de su marido, con sus dos brazos apenas, el peso de su compañer@, con la pena que lleva encima, el dolor acuestas y el futuro incierto. Así y todo, tiene fuerzas.

Esa es la fuerza que admiro en las mujeres, esa fuerza que en momentos de flaqueza sale a toda velocidad para resolver, para enfrentar, para levantar, para decirse así misma que todo va a estar bien y que tendrá que seguir adelante, porque la vida sigue.


Vi a esa mujer y me dio un ejemplo de entereza, me recordó lo importante de la vida, me enfrentó a mis miedos más profundos y me volvió a recordar que no elegiremos cuando partir, pero podemos elegir cómo vivir, que la vida cambia en un segundo y más allá de cumplir tu plan, si trabajas por tu propósito, si éste se interrumpe, al menos, estarás siendo plen@.

En un funeral hay tanta tristeza, nos pidieron bailar, acompañarlos en su dolor con alegría…bailé, salté, canté, con un nudo en la garganta (cantaba en la iglesia, me sé todas y más canciones de las que me quisiera saber. Sí, mi pasado me condena 😂).

En vez de volver a la oficina, ese día me fui a mi casa. Decidí ese día, disfrutar a los míos y reflexionar lo hermoso que es vivir y tener la posibilidad de hacerlo. Me golpeó el corazón ver entre tanto dolor, tanto amor…aún no sé que de bueno tiene la muerte, lo único que sé es que te recuerda lo frágil q es la vida y cómo puede cambiar en un segundo (y esto es tan, pero tan cierto cuando te haces consciente de ello).

No te aferres a los planes ni al control, aférrate a tu propósito y abraza a los tuyos de corazón…no somos para siempre y aprende a usar bien tu tiempo…en quién o qué quieres invertirlo?

No te recordarán por las horas trabajadas q pasabas en tu oficina, te recordarán por cómo fuiste con los demás…

@smartwoman reflexiva

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo