Amenazada por mi Súper Woman

Estoy con una taza de café, generalmente tomo té, sin embargo, para escribir creo q es mas apropiado el café. Pienso en la semana y en todo lo qué pasó. Casi pierdo el espacio que tanto me ha costado…ese espacio que me permite descansar, disfrutar y vivir el momento.


Tuve una semana laboral intensa, entre malos ratos gratuitos y llegar corriendo a mi casa en las tardes. Tuve de nuevo esa sensación de frustración por no lograr estar al 100% en algunos temas de pega y la culpa de no llegar temprano a estar con los niños (la súper woman siempre anda rondando por ahí).

Un día fue tanto, que llegue a mi casa y saqué el notebook, porque me dije “vas a tener que revisar algunos temas después de hacer dormir a los niños”. No es terrible, hay días que requieren un extra de esfuerzo. Me ganó el cansancio, me quedé dormida con el notebook como almohada 🙄 Me levanté temprano, me organicé y lo mismo que iba a hacer en la noche, lo hice en la mañana. Hablé con el equipo que me apoya y conversamos de cómo organizarnos mejor, cómo prevenir ciertas situaciones y comunicarnos de forma efectiva.


Quiero cuidar ese espacio que tanto me ha costado, ese entendimiento que mandar correos a las 12 de la noche no está bien, porque ese correo le llega a otra persona que puede leerlo a esa hora y ponerse a trabajar (también respeto el bienestar de los demás), separar lo importante de lo urgente (si una pregunta puede esperar al día siguiente, la hago al día siguiente).


No quiero renunciar a todo lo que he avanzado como smart woman (no quiero ser una súper pulpo woman). Entendí que sola no se puede, que no es solo tecnología, sino que también son las personas y los equipos de trabajo efectivos.


Me prometí, no volver a dormir con el computador como almohada (no es cómodo)

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo